28 febrero, 2024

El descuento tributario por IVA en la compra de bienes reales productivos es aplicable a todos los contribuyentes del impuesto de renta

Como es sabido, la Honorable Corte Constitucional mediante Sentencia C-481 de 2019 declaró la inexequibilidad de la totalidad de la Ley 1943 de 2018 por vicios en su trámite, ley que fue reemplazada por la Ley 2010 de 2019. Si bien es cierto hubo una inexiquibilidad, la Corte indico que conserva competencia para pronunciarse de fondo respecto de la demanda admitida tanto sobre el artículo 83 de la Ley 1943 de 2018, como sobre el artículo 95 de la Ley 2010 de 2019.

El artículo 95 de la Ley 2010 de 2019, recogió en su totalidad el texto del artículo 83 de la Ley 1943 Los responsables del  impuesto sobre las ventas –IVA podrán descontar del impuesto sobre la renta a cargo, correspondiente al año en el que se efectúe su pago, o en cualquiera de los periodos gravables siguientes, el IVA pagado por la adquisición, construcción o formación e importación de activos fijos reales productivos, incluyendo el asociado a los servicios necesarios para ponerlos en condiciones de utilización. En el caso de los activos fijos reales productivos formados o construidos, el impuesto sobre las ventas podrá descontarse en el año gravable en que dicho activo se active y comience a depreciarse o amortizarse, o en cualquiera de los periodos gravables siguientes.

Este descuento procederá también cuando los activos fijos reales productivos se hayan adquirido, construido o importado a través de contratos de arrendamiento financiero o leasing con opción irrevocable de compra. En este caso, el descuento procede en cabeza del arrendatario.

El IVA de que trata esta disposición no podrá tomarse simultáneamente como costo o gasto en el impuesto sobre la renta ni será descontable del impuesto sobre las ventas – IVA.”

El tratamiento del IVA pagado en la compra de activos fijos podrán tener tratamiento de descuento tributario en el impuesto de renta, pero solo de aquellos que cumplan con la definición de “fijos reales productivos”, que de acuerdo al Decreto1089 de 2020, son aquellos activos del contribuyente que: a) sean bienes corporales muebles o inmuebles que no se vendan dentro del giro normal del negocio del contribuyente, b) sean tangibles, es decir que en este grupo no podemos incluir los derechos, marcas, buen nombre, etc., c) sean parte del patrimonio bruto del contribuyente y participen directa y permanente en la actividad productora de renta, y d) sean susceptibles de depreciarse o amortizarse fiscalmente.

Es importante indicar, que el tratamiento contable en la medición inicial de esta clase de activos, la define la NIC 16 en su párrafo 16 literal a, el cual indica que el costo de los elementos de propiedades, planta y equipo comprende su precio de adquisición, incluidos los aranceles de importación y los impuestos indirectos no recuperables que recaigan sobre la adquisición. Quiere decir que si se compra un activo fijo real productivo, el IVA de dicha compra no podrá ser mayor valor del activo para un contribuyente del impuesto de renta del régimen ordinario.

Aclarado lo anterior, y volviendo a los artículos 83 y 95 de las leyes mencionadas anteriormente, se concluye que el beneficio de descuento tributario solo procede para aquellos contribuyentes del impuesto sobre la renta, que de cara al Iva sean responsables de dicho tributo.

Sin embargo, mediante la Sentencia C-379 del 2 de septiembre del 2020 M.P. Cristina Pardo Schlesinger y cuyo demandante fue el ciudadano Roberto Andrés Narro, la Honorable Corte Constitucional concluyó que el aparte Los responsables del  impuesto sobre las ventas –IVA” viola el principio de igualdad, toda vez que el trato diferenciado para gozar del beneficio tributario lo limita solo para los responsables del IVA, excluyendo a los no responsables, olvidando que ambos son contribuyentes del impuesto sobre la renta.

Indica la Corte, que los responsables y los no responsables se encuentran en el mismo plano de igualdad y, por tanto, mal puede el legislador darle el beneficio citado, solo a los responsables del IVA, fundamentado en que los responsables tienen una mayor eficiencia tributaria, fundamento que no puede prevalecer sobre el principio de igualdad.

Se concluye entonces, que a partir del periodo gravable 2020, las personas jurídicas que no son responsables del IVA porque no realizan ninguno de los hechos generadores descritos en el artículo 420 del E.T. así como las personas naturales que por la misma situación o porque cumplen la totalidad de los requisitos previstos en los parágrafos 3 y 5 del articulo 437 E.T., también tendrán derecho a imputar en su declaración de renta, el IVA pagado sobre aquellos activos que cumplan las características de reales fijos productivos.

Las opiniones expresadas en estos artículos comprometen exclusivamente a sus autores.

Cesar Ánzola
Socio ITGS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *